lunes, 20 de octubre de 2008

Vivir con el corazón y fuera de este mundo

No necesitas seleccionar, ni elegir, la vida nada te impone। (Abel Desestress)

Del corazón jamás brota ninguna palabra, brotan sentimientos
Pero no palabras. Las palabras salen de la cabeza, los sentimientos
Brotan del corazón. Pero nosotros estamos ciegos ahí.
¿Por qué estamos ciegos ahí? Porque el corazón nos conduce por
Caminos peligrosos.
Así que a nadie se le permite vivir con el corazón. Tus padres se han
Ocupado de que tú vivas con la cabeza, no con el corazón, porque
El corazón puede conducirte al fracaso en este mundo. Te conduce,
Y a menos que fracases en este mundo. No tendrás sed del otro.
La cabeza te conduce al éxito en este mundo. Es astuta, calculadora,
Es una manipuladora te conduce al éxito. Así que toda escuela, todo
Colegio, toda universidad, te enseña cómo ser más "cerebral",
Cómo ser más "mental". Y aquellos que son más "mentales"
Consiguen las medallas de oro. Tienen éxito y ahora tienen las llaves
Para entrar en este mundo.

Pero un hombre con corazón será un fracaso, porque no podrá
explotar. Será tan amoroso que no podrá explotar. Será tan amoroso
que no podrá ser un avaro, un acumulador. Será tan amoroso que
saldrá y compartirá, Y cualquier cosa que tenga la dará en vez de
QUITAR o ROBAR, las cosas de la gente.
El será un fracaso. Y será tan verdadero que no te podrá engañar.
Será sincero, honesto, auténtico; pero entonces será un extraño
en este mundo, donde sólo la gente astuta puede tener éxito.
Por eso es que todos los padres se aseguran de que
antes de que el niño entre en el mundo, su corazón se haya vuelto
insensible, completamente, cerrado. Puedes orar, ir a la iglesia los
domingos: la gente está orando, Pero todo es falso,
aun sus oraciones, porque vienen de la cabeza.
Las han aprendido, no son del corazón. Sus corazones están vacíos,
muertos, no sienten nada. La gente "ama", se casa, tiene niños
no por amor. Todo es calculado, todo sale de la aritmética.
Con miedo al amor, por que nadie sabe a dónde te llevará el amor...
Nadie sabe los caminos del corazón, son misteriosos. Con la cabeza
estarás en el camino correcto, en la carretera;
con el corazón entras en la selva. No hay caminos ni señales de
tránsito, tienes que encontrar el camino por ti mismo.
Con el corazón eres individual, solitario; con la cabeza eres parte
de la sociedad. La cabeza ha sido entrenada por la sociedad,
es parte de la sociedad. Con el corazón te vuelves un solitario, un
foráneo. Así que toda sociedad se encarga de matar el corazón,
Y Jesús dice:
"Y mi alma se afligió por los hijos de los hombres, porque están
ciegos en sus corazones y no ven que han venido vacíos a
este mundo, y vacíos también buscan irse de este mundo".

Estás perdiéndote lo divino. Sencilla es la causa del hombre...
que se ha vuelto adicto a pequeñas cosas.
Las cosas son muy pequeñas: aun si logras un reino, ¿qué es eso?
Algo muy pequeño ¿Dónde están los reinos que existieron
en la historia? ¿Dónde está Babilonia? ¿Dónde está Siria?
¿Dónde está el reino del faraón? Todos ellos desaparecieron,
simplemente ruinas y los reinos eran muy grandes. Pero,
¿qué se consiguió con ellos? ¿Qué logró Genghis Kan? ¿Qué logró
Alejandro Magno? Todos los reinos son tan solo cosas triviales.
Y lo que te estás perdiendo no lo sabes
te estás perdiendo el reino de tu propia existencia, tu reino,
tu divinidad, si persigues otros reinos, viviras dependiente de alguien
Aun si tienes éxito en tu dependencia ¿qué conseguirás con ello?
¿A dónde llegarás?
Mira a la gente con éxito, diagnostícalos: ¿a dónde han llegado?
Observa a la gente que se sienta en los tronos del éxito:
¿a dónde han llegado? Ellos también están en busca
de la paz mental, quizás más que tú. Ellos también están con miedo
y temblándole a la muerte, igual que tú.

Si observas detenidamente a la supuesta gente de éxito, encontrarás
que esos "dioses" también tienen pies de barro. La muerte se los
Llevará y con la muerte todos los triunfos desaparecen, toda la fama
desaparece. Todo el asunto es una pesadilla: tanto esfuerzo, tanta
desgracia, tanto esfuerzo y nada se ha logrado. Y al final viene la
muerte y todo desaparece como una burbuja. Y por esta burbuja
aquello que es realmente importante se ha perdido.
“Porque están ciegos en sus corazones y no ven que han venido
vacíos a este mundo, y vacíos también buscan irse de este mundo".

Vacíos hemos llegado, y la sociedad nos ha convertidos en seres
llenos de deseos. Vacíos nos iremos, pero no exactamente vacíos:
peor aun, otra vez llenos de deseos por las cosas
que no conseguimos, por ello el temor a la muerte, el querer
mas tiempo para cumplir sueños. Pero los deseos son sueños y
viceversa. Tú permaneces vacío. Ellos no tienen
nada substancial en sí mismos. Tú naces vacío y luego
te desenvuelves en el mundo acumulando cosas, persiguiendo
cosas, compitiendo, luchando, odiando, engañando y
creyendo que estas cosas te darán plenitud. paz, felicidad, pero
cuando haces un balance de tu vida a determinada edad
te das cuenta que realmente sin importar cuanto o que hayas
conseguido, igualmente permaneces vacío.
La muerte te arranca todo, te diriges a ella de nuevo tal
como llegaste… hacia la tumba, e igualmente vacío.

Estás perdiéndote lo divino de tu existencia, si no aprendes que;
solo con amor en tu corazón, podrás sobrevivir en este mundo de
inconciencia humana y de intereses mentales mundanos.
Estás perdiéndote lo divino, goza tu existencia Hombre. Mujer,
Que lo verdaderamente Importante es todo aquello que; cuando
te vayas de este mundo PUEDAS LLEVARTE. Y si sientes que
no hay nada que puedas llevarte, entonces quizás en ese minuto
final recién comprendas que tu paso en esta vida, jamás fue para
acumular nada, que no sea ser amor, amar y ser amado.